Chicago, EU / Redacción:

Durante la madrugada del día de hoy, el pequeño bebé de Marlen “N” de 19 años, a quien asesinaron cuando le cortaron el vientre para sacarlo, murió en el hospital debido a las complicaciones en su nacimiento.

El infante a quien nombraron Yovanny, quedó con múltiples daños y se encontraba hospitalizado en la unidad para recién nacidos del Christ Medical Center, donde recibía soporte vital luego sacarlo a la fuerza.

A Marlen la asesinó una mujer y su cuerpo lo encontraron en un bote de basura; tenía nueve meses de embarazo.

Según la fiscalía, Clarisa “N” de 46 años, llevaba meses planeando el robo de un infante; trascendió que abrió el abdomen de su víctima con un cuchillo y ayudada por su hija Desiree “N”, le sacó al pequeño.

Después de meter el cadáver de la mujer en un bote de desperdicios, llamó al 911 para decir que acababa de dar a luz en su casa.

Al bebé lo llevaron al hospital, donde se encontraba en estado grave y sin actividad cerebral; en tanto, Piotr “N”, novio de Clarisa, está acusado de ocultar el homicidio; los tres deberán presentarse ante la corte nuevamente el próximo 26 de junio.