Reynosa, Tamaulipas:

Canalizaron el cadáver de un hombre al anfiteatro de la Procuraduría reynosense luego de sacarlo de las aguas del río Bravo, en Reynosa, Tamaulipas.

El infortunado pereció asfixiado por inmersión y su cuerpo flotó frente a la estación Anzaldúas, según dijeron testigos quienes reportaron el hallazgo al centro de emergencias 911.

Un grupo de rescate acuático del Heroico Cuerpo de Bomberos de este municipio, arribó al sitio para la búsqueda de los restos.

A bordo de una lancha arrastraron al hombre sin vida hacia el embarcadero del centro recreativo ‘La Playita’.

Una vez en tierra firme, efectivos de Protección Civil (PC) y Bomberos acordonaron la escena.

Arribaron elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME) para tomar conocimiento del hallazgo.

Asimismo, la Unidad Regional de Servicios Periciales levantó el cadáver y lo canalizaron al anfiteatro de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJT).

El médico legista estará realizando la autopsia de ley para determinar el motivo de su deceso.

Hasta el momento se desconoce la identidad del ahora occiso y se espera que sea reconocido en el transcurso de la semana próxima.

La Unidad General de Investigación (UGI) inició una carpeta de investigación.