Reynosa, Tamaulipas:

La Alcaldesa Maki Ortiz Domínguez, agradeció a las asociaciones civiles como el Banco de Alimentos por apoyar a la población vulnerable, la cual, por cuestiones de bajos recursos no pueden obtener tres comidas al día.

Dijo que cuando se trabaja en equipo se favorece a la sociedad y se apoya a quienes lo necesitan, por ello, reconoció el esfuerzo de servir a la ciudadanía.

“Estas acciones contribuyen a las obras del municipio, porque también nosotros entregamos despensas; repartimos un millón 800 mil desayunos escolares en el año para tener bien alimentados a jóvenes y niños, a fin de que tengan la fuerza de salir adelante en sus estudios”, dijo Ortiz Domínguez.

Explicó que no hay mejor forma de avanzar, si el Gobierno no trabaja en unión con la sociedad, ejerciendo sinergia, permitiendo la oportunidad de sacar adelante a las familias y poniendo un granito de arena, para contribuir a los esfuerzos de las autoridades en turno.

“Por ello, cuando vemos el trabajo de las asociaciones civiles, nos reconforta la ayuda a quienes lo requieran; por ejemplo, el Banco de Alimentos invierte miles de productos no perecederos, dándole de comer a los ciudadanos”, indicó la edil municipal.

Aseveró que darle de comer a una familia no es fácil, por consiguiente, se requiere el apoyo de la población e invitó a la sociedad a participar donando un kilo de alimento no perecedero y ejercer el valor de la solidaridad.

Lo anterior, lo declaró en el evento del Banco de Alimentos, donde el Gobierno Municipal donó 10 toneladas de frijol, contribuyendo con la meta establecida de la asociación civil.