Tamaulipas al Día/ Noé Gea

Cd. Reynosa Tam.- Violenta muerte encontró un despachador de gasolina, cuando unos delincuentes después de cargar combustible, lo asaltaron despojándolo de lo poco que llevaba consigo para posteriormente asesinarlo.

Los hechos se dieron poco después de las 10 de la noche, y según versión de testigos; todo sucedió de manera muy rápida, menciona el velador, que acababan de cambiar de turno a las 10, los dos despachadores que cubren el turno de noche hasta las 6 de la mañana.

Menciona el testigo que poco antes de las 11 llega una camioneta y le pide gasolina a uno de los despachadores acercándose el señor Francisco Javier ” N”, quien al momento de estar despachando, se acercó su otro compañero despachador, repentinamente uno de los ocupantes saca un arma y les pide el dinero, el compañero de Francisco le entrega lo que traía y Francisco quien no traía más que 200, se los entregó y les dijo que ya no traía, lo que molestó a los asaltantes quienes le dispararon a corta distancia, dejándolo tirado y también hicieron disparos a su compañero y al velador quienes lograron esconderse y salvar su vida.

Los asaltantes emprendieron la huida con dirección a Río Bravo logrando evadir a las autoridades quienes con las características empezaron a hacer un recorrido en las colonias aledañas, más no hubo resultados de la búsqueda.

Se mencionaba en redes que supuestamente la misma unidad había asaltado otra gasolinera y de nuevo habían disparado contra un despachador, más este hecho no fue confirmado por las autoridades.

Nombre del despachador de la gasolinera asesinado durante el asalto llevaba por nombre Francisco Javier “N” quien contaba con 47 años de edad, trabajaba para el grupo gasolinero Gelsa, al momento de su muerte vestía el uniforme de trabajo, la estación de servicio se encuentra ubicada en la carretera Reynosa a Rio Bravo al altura de la colonia Arcoíris.

Al lugar arribaron elementos estatales quienes acordonaron el área en lo que los agentes de la policía investigadora y elementos de servicios periciales llevaban a cabo sus trabajos de campo y recaudación de pruebas para abrir carpeta de investigación y así vez ordenaron el traslado del cuerpo al semefo.