Matamoros; Tamaulipas:

Una familia que iba buscando el sueño americano, se lanzó al río para cruzar hacia Brownsville, Texas, para pedir el asilo político, pero no alcanzaron a llegar pues se ahogaron al hundirse a la mitad del paso.

La única que sobrevivió sería la joven madre, a quien salvó un familiar que se lanzó al agua para sacarla y regresarla al lado mexicano.

A la niña la identificaron como Valeria “N”, mientras que el padre se llamaba Oscar “N” y tenía 25 años; la madre responde al nombre de Tania “N” y cuenta con 21 años de edad.

Esta pareja tenía algunas semanas de haber llegado al estado de Chiapas y tramitaron su permiso para cruzar el país, a fin de llegar hasta la ciudad de Matamoros; por la desesperación de no tener oportunidad de cruzar por el puente para solicitar asilo político, tomaron la decisión de atravesar el caudal.

No llevaban protección inflable y cruzaron nadando, pero a la mitad del camino la niña se zafó y se hundió; el hombre soltó a su mujer para buscar a la menor y ambos terminaron ahogados.

Los  buzos de la Secretaría de Marina (SEMAR), iniciaron la búsqueda de los cuerpos de los migrantes, en el cauce del río Bravo.