Samut Prakan; Tailandia / Redacción:

Imágenes han causado indignación en redes cuando Waraporn “N” puso a su bebé en el interior de una bolsa y lo tiró en un basurero. La fémina de 29 años, no se tentó el corazón para realizar esta acción abominable en contra de su propio hijo.

Las cámaras de un circuito cerrado la captaron en una motocicleta junto con otro de sus niños, en una ciudad cercana; se estaciona frente a un contenedor, se baja con un paquete negro y lo deja detrás de un cubo de basura.

Luego, se aleja mientras un peatón camina cerca al contenedor sin darse cuenta del cruel acto; el infante estuvo alrededor de cuatro horas dentro de la bolsa, hasta que un recolector de basura llegó para recoger los desechos y encontró al bebé.

Adentro de la bolsa, el recién nacido estaba envuelto en una toalla y todavía tenía el cordón umbilical; después de que el pequeño llegó al Hospital de Sampran, la policía comenzó a investigar las imágenes y dieron con el paradero de la mujer.

Los agentes la llevaron al nosocomio donde admitió haberlo abandonado, alegando que ya tenía cuatro y que no podría mantener a uno más.