Zimatlán, Oaxaca / Redacción:

Este fin de semana, trascendió en redes sociales que trasladaron a un asno a la prisión, aparentemente sin motivo alguno.

Dionisio Cruz Ramírez, agente municipal de la comunidad de San Sebastián Rio Dulce, en Zimatlán, ordenó que llevaran a un burro a la cárcel para que sus dueños, dos adultos mayores, no corten ni transporten leña.

Los propietarios del burro, Pascual Cruz y Alejandra Mejía, de 88 y 86 años de edad, respectivamente, argumentaron que sólo utilizan la leña para preparar sus alimentos y que son ajenos a un conflicto entre dos grupos que se disputan el poder en esta comunidad y que impiden cortar leña del cerro.

De acuerdo a lo que narraron los señores, policías municipales comunitarios llegaron a su domicilio para llevarse al burro, sin decirles ni una palabra.

El animal se encontraba amarrado en la casa de los ancianos y lo desamarraron para llevárselo a la agencia, quitándoles así lo único de “gran valor de dichas personas”, así lo denuncio en su página de Facebook la organización Red de Animales Unidos Oaxaca.

Además, Pascual Cruz y Alejandra Mejía acudieron a la prisión a ver a su burro, sin embargo, denunciaron que las autoridades no les permitieron que le dieran alfalfa y agua.

Finalmente, el grupo de Red de Animales Unidos Oaxaca calificó a las autoridades de Zimatlán como “retrógadas y primitivas”.